Momentos Memorables de Militancia Musical, el nuevo libro de Libaniel Marulanda






(Libaniel Marulanda)


Por: Carlos Orlando Pardo*

Si un lector quiere conocer el retrato sociológico y sicosocial de una tierra examinada en cuerpo y alma, en este caso el sentir del Quindío bajo un acertado e ingenioso manejo de la palabra, lo tiene aquí, por fortuna, bajo el tinte eficaz del testimonio, en las apasionantes crónicas de Libaniel Marulanda. Gracias a su pleno dominio de los temas y al lenguaje con que las expresa pasa a convertirse su nuevo libro en un volumen indispensable en la configuración de la memoria colectiva regional del Gran Caldas. Su combinación es perfecta reuniendo música, memoria e identidad.

Pudiera parecer que a los autores que viven en provincia se los traga cada día la manigua como a Arturo Coba. No es así, sobre todo cuando se cuenta con talento y prestigio: las resonancias llegan a llamar la atención. Es lo que sin dudarlo ocurre con Libaniel Marulanda, un veterano escritor que ahora nos deleita con Momentos memorables de militancia musical, su nuevo libro de 284 páginas en una cuidada edición de la Biblioteca de Autores Quindianos, con prólogo de Olga Behar. 

El paseo por sus crónicas nos conduce a los valores de antaño que conformaban la conciencia colectiva de saberse de alguna parte y no de vivir en la región sino de vivirla a través de sus prácticas sociales por medio de la música. Este es un ejemplar ejercicio del recuerdo y permite un reencuentro con las memorias de una generación. Estas páginas son un apasionante viaje al pretérito, plantean un diálogo con nosotros mismos y se convierten en un punto interesante de partida sobre la memoria y la identidad de la región del Quindío, en particular de Armenia y Calarcá, sin olvidar que estos mismos visos los paladeamos quienes hemos existido en los pueblos de cordillera fundados por los antioqueños. 

Uno concluye de qué manera la música, como constructora de esa misma identidad, generó y aún genera múltiples percepciones sobre una práctica social, configurando asimismo una herencia y un saber cultural dentro de marcos sociales específicos. A lo mejor estos ejercicios resultan hoy devaluados por las nuevas generaciones, puesto que las leyes del tiempo y el mercado imponen otros ritmos y tendencias, desfiguran estas raíces, pero constituyen, quiérase o no, la memoria de lo cumplido en lo local, sin que se llegara al aislamiento de lo universal,  pues no se desviaron de los grandes hechos musicales del mundo.   

La música popular  y su impacto en el occidente colombiano, las rebeldías y las sumisiones, los hábitos y las costumbres mismas, son expresiones que aún recorren el alma colectiva. Lo curioso llega cuando no es a través de discursos sino de episodios como Libaniel Marulanda va llevándonos de la mano y nos cautiva. Nadie tiene derecho a aburrirse con sus páginas. Por el contrario, no falta la alegría y el humor que caracterizan a este narrador eficaz y que tanta falta hacen tanto a la literatura como a la crónica en un país donde todos quieren tener cara de editorial.

Como músico, el autor que también tiene pentagramas en sus palabras, nos lleva igualmente por el tango y el bolero, el bambuco o la milonga y despliega perfiles tanto de personajes típicos como de cantores latinoamericanos. Las historias poco conocidas y reveladoras de artistas y bohemios en medio de un país desde donde empezó a nadar la guerrilla, la mafia y la politiquería, surge como una fiesta a la que no le faltan los visos de tragedia y la atmosfera natural del pesimismo que enseñan las canciones.

El medio centenar de crónicas de Momentos memorables de militancia musical podría desprender no pocas consideraciones, pero nos conformamos por ahora con decir que se agradece la existencia de este libro maravilloso. Ya otros en sus reseñas han mencionado los libros y los premios de Libaniel Marulanda, su ya legendaria simpatía y bohemia, su poder de palabrero y su sencillez extendida, pero deseo saludar gratificado, como lector y como amigo, un volumen que nos pasea por la exuberante historia de la música popular en el Quindío.


 *Novelista y editor colombiano




0 comentarios:

Publicar un comentario

RevistaCorónica se reserva el buen gusto de retirar del foro los mensajes que sean ofensivos